El fracaso frente a la pandemia o la evolución tecnológica

El fracaso frente a la pandemia o la evolución tecnológica

En la actualidad son evidentes los aportes de la tecnología y las telecomunicaciones frente a la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus (COVID-19) y la subsecuente pandemia, los cuales han sido fundamentales para mitigar el impacto social, económico, educativo y principalmente el impacto en la salud.

Para iniciar, miremos cómo se encontraba Colombia en el ámbito de la  tecnología y las telecomunicaciones (1075 Municipios Conectados, Aplicaciones de teletrabajo y homeoffice, traer datos reales del sector en Colombia, con las fuentes incluida la url).  Por lo tanto el uso en Colombia de herramientas como zoom, Google meet, Microsoft Teams, Skype y tecnologías como LTE, Fibra Óptica, señales satelitales entre otros, se ha desarrollado durante la última década.

Por motivo de la pandemia en la actualidad se manifiesta la siguiente problemática: ¿Por qué ha sido tan compleja la adaptación al teletrabajo (home office), tele-consultas y educación virtual? 

Home Office, Tele-Consultas, Educación Virtual y otras novedades de la pandemia

Para muchos no fue extraño ver cómo los estudiantes les enseñaban a sus profesores a usar herramientas tecnológicas o noticias sobre los momentos más inoportunos en medio de las diferentes reuniones virtuales. Y lo peor de todo es que en pleno siglo XXI varias regiones de América Latina no cuentan con acceso total o adecuado a las telecomunicaciones, en el caso de Colombia, la penetración en las zonas rurales está en un 10%. (Link1 Link2, traer datos estadísticos, con la fuente)

Aunque particularmente hablamos de América Latina, el problema se presentó en todo el mundo y se identificó gracias a la alta demanda de servicios de telecomunicaciones a nivel mundial, incluso en las áreas urbanas,(Colombia 76.47%, Ecuador 68.09%, Perú 61.08%, Chile 82.33%, Venezuela 95.83%, Brasil 89.80%, Bolivia 58.34%, Paraguay 73.60%, Uruguay 74.24%, Argentina 85.24%. Link Cifras reales, con la fuente). Siendo un privilegio acceder a la tecnología en estas zonas, en este momento existe la posibilidad de que niños y adolescentes no hayan recibido clases desde el  inicio de las cuarentenas.

Al comienzo de la pandemia los titulares de las noticias mostraban cómo el sector salud realizaba grandes esfuerzos para atender a las personas infectadas por el COVID-19; y sin desmeritar el trabajo de este sector, es importante también tener en cuenta el trabajo del campo de las telecomunicaciones. Estas permitieron trasladar las clases, el trabajo, las consultas médicas, la vida social, entre otras actividades, a nuestros hogares o espacios personales, reduciendo así el número de infectados por el coronavirus. 

Pandemia, tecnología y Latinoamérica

En Latinoamérica también contamos con héroes de las telecomunicaciones que continuaron sus labores y de los que se habla poco, especialmente los que llevan el servicio a las áreas rurales donde las principales multinacionales del sector no tienen intereses ya que para ellos no es rentable. Estos héroes silenciosos tuvieron una visión de su comunidad con acceso a todo tipo de información y una visión de desarrollo económico gracias a las tecnologías y telecomunicaciones; visión que abarcaba a niños, adolescentes, jóvenes y adultos accediendo a las diferentes plataformas de capacitación virtual. Héroes que han generado oportunidades laborales y de desarrollo en sus respectivos territorios.

Si contamos con dichos héroes realizando un arduo trabajo, ¿dónde es entonces que fracasan muchos países de Latinoamérica en cuanto a su evolución tecnológica?

En primer lugar, aun contamos con un sistema de educación basado en lápiz y papel durante toda la preparatoria, por tal razón incluso los educadores y profesionales no manejan correctamente las tecnologías de la información, y por lo tanto, lo que muchos estudiantes aprendieron de estas herramientas fue por cuenta propia y no tiene un enfoque académico o de autoaprendizaje, sino más bien un enfoque de ocio.

En segundo lugar; el bajo aporte de los diferentes ministerios TIC para apoyar el emprendimiento nacional con garantías y opciones de crecimiento para las empresas que lleven, por medio de las telecomunicaciones, estas oportunidades para las diferentes regiones remotas. Muchas de las facilidades y apoyos del sector público no están diseñadas para las pequeñas empresas y esto afecta de manera indirecta el alcance de la evolución tecnológica en las regiones de difícil acceso.

Conclusiones

De acuerdo a la lo anterior, y sin profundizar en las problemáticas particulares que tienen las regiones rurales de los países latinoamericanos, se puede afirmar que a pesar de que la pandemia de coronavirus generó un salto a nivel tecnológico y en el uso de herramientas para módulos virtuales que hubieran tomado más años en condiciones normales, con todo esto aún no se han tomado las medidas y no se respaldan las garantías del crecimiento tecnológico y de telecomunicaciones apropiados para las áreas urbanas y mucho menos para las rurales. La raíz de todo el fracaso apunta a la baja visión de los diferentes ministerios TIC para liderar un verdadero cambio y evolución tecnológica que eleve a Latinoamérica al mismo nivel o superior que otros continentes.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Otros artículos